¿Conoces de dónde viene la tradición de meter una sorpresa en el Roscón de Reyes?

Tenemos por costumbre desayunarlo el 6 de enero, o cenarlo la Noche de Reyes, también lo tomamos como postre o merienda… Pero, ¿de donde viene esta tradición?

Para entenderla, tenemos que remontarnos a hace más de 2.000 años, cuando los romanos celebraban las conocidas ‘Saturnales’. Estas eran una fiestas en homenaje a Saturno, el dios de la agricultura. Una de las principales tradiciones de estos días era elaborar una torta de miel con frutos secos y dátiles. A partir del siglo III, se volvió una costumbre añadir a este dulce un haba seca en su interior, y al esclavo que la encontrase era nombrado rey de reyes y tenía derecho a un día libre. En aquel entonces tenía un significado muy distinto al actual. El haba era un símbolo de fortuna y prosperidad y quien la encontrara tendría buena suerte durante todo el año.