El Banco de España rebaja las previsiones de crecimiento del 2023

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, el Banco de España rebaja las previsiones de crecimiento del 2023, en 1,5 p. p., hasta el 1,4%. Esta revisión a la baja se explica, fundamentalmente, por el recrudecimiento de la crisis del gas, una subida mayor de los tipos de interés (ante unas tasas de inflación más altas) y por la mayor incertidumbre.

El Proyecto de Presupuestos 2023 en España prevé un aumento notable de ingresos y gastos. En concreto, contempla un incremento del 7,6% en el gasto consolidado (Estado y Seguridad Social).

Los afiliados a la S.S aumentaron en septiembre en 29.286 personas, cifra superior a la media de los cinco años anteriores a la pandemia (+15.000).

La actividad económica global se mantiene débil, aunque estable. En septiembre, el indicador compuesto PMI de actividad global se mantuvo por segundo mes consecutivo por debajo del límite de los 50 puntos (49,7 frente a 49,3 en agosto), indicativo de la debilidad por la que atraviesa la actividad a nivel global en un entorno de elevada incertidumbre.

El BCE se muestra decidido a combatir la elevada inflación. Las actas de la reunión del 8 de septiembre, publicadas la semana pasada, mostraron cómo la mayoría de los miembros eran favorables a subir los tipos de interés oficiales en 0,75 p. p. y situar el depo y el refi en el 0,75% y 1,25%, respectivamente.