Pedro Sánchez y el “psiquiatra despistado”: un  verdadero galimatías

La figura del Presidente del Gobierno (PG) tiene, sin duda, un atractivo especial, no es el cargo institucional ni el especto físico, sino que es este presidente, es Pedro Sánchez (PS) el que provoca sensaciones y emociones contrapuestas.

Tres libros de interés básicos para que este “psiquiatra despistado” (PD) pueda acceder a comprender al PG si unimos la observación continuada de sus intervenciones institucionales, lo que representa un reto demasiado potente para centrar a un “PD”.

“Manual de resistencia”: se supone que es un texto con datos autobiográficos, escrito en primera persona por PS, dictado a una secretaria de Estado cercana al PG, cuya forma de ser y su trayectoria política resultan de una forma peculiar: Irene Lozano.

“Pedro Sánchez. Había partido: de las primarias a la Moncloa”, escrito pulcramente por José Félix Tezanos. Un libro con estilo de “reportaje” cercano al periodístico, aborda lo acontecido en un periodo muy convulso en la política española y del partido socialista en particular.

“Nueva socialdemocracia”: escrito por Manuel Escudero, aporta su solvencia socialdemócrata y se transforma en uno de los teóricos del proceso actual.

Son tres textos complementarios para aclarar el intrincado mundo de las dinámicas acontecidas en el tránsito de PS a PG y, como consecuencia, al devenir de los acontecimientos políticos y de las actividades de gobierno, así como al compromiso socialdemócrata en las acciones de gobierno de PS como PG. Dos de esos libros establecen un relato de situaciones concretas, sea desde una perspectiva personal o desde la dimensión de la proyección personal hacia lo más situacional; en el primero se aborda la implicación más individualizada, mientras que en el segundo se plantea el impacto en la organización y en la perspectiva más socio-política. El tercer libro aporta el sustrato y aplicación de los fundamentos ideológicos en este periodo hacia una visión más amplia de la repercusión teórica y de praxis política. Pueden ser textos complementarios que dejan resquicios para determinado tipo de observaciones.

Analizar la propia persona de PS/PG tiene un gran atractivo y hacerlo con un abordaje más personalizado, manifiesta un gran respeto hacia la persona y su forma de pensar.

Ningún PG de la democracia ha sido tan maltratado como PS, de hecho, está siendo el PG más insultado y con descalificación y falta de respeto personal e institucional, rezuman agresividad desmedida, que rompen con la cortesía política y parlamentaria. Muchas crónicas periodísticas internacionales se sorprenden de esta virulencia contra PS, contra la persona de PS de forma específica. Algún líder de la oposición de derechas ha llegado a realizar, impune y gratuitamente, “diagnósticos” psicopatológicos de altura, sin tener ni formación ni criterio para hacerlo, con lo que realiza una simplificación cargada de maledicencia que se extiende y difunde como una gota de grasa en papel de estraza. Lo más curioso es que estos juicios de valor son asumidos por una parte nada desdeñable de la población y luego lo difunde y repite, sin fundamento, como si fueran papanatas. También sorprende que PS, bajo esta presión ambiental, consiga dos cuestiones de gran valor: articular un discurso coherente y serio sobre la acción de gobierno y, en segundo lugar, desarrollar la propia acción de gobierno.

En esos contenidos de agresividad hacia PS solo queda constatar los contenidos de rabia (por sus actuaciones, por haber ganado elecciones, por haber conseguido pactos parlamentarios, por su proyección exterior) que traducen sentimientos de envidia por su pretendido éxito o por sus habilidades demostradas de comunicación y respeto con otros líderes internacionales (habla varios idiomas con lo que la comunicación con esos líderes es directa sin “intermediarios” que traduzcan  Envidia por su porte y presencia, que también cuenta, parece que a la izquierda se le escudriña estas características, cuando no se poseen pasa a ser motivo de chanza, si se tiene origina rabia y se le ataca por tenerlas.

La comunicación política en el Congreso y en el Senado es directa, motiva las razones y las explica de forma pedagógica estructurándolas por sus contenidos, en general tiene buenas exposiciones, pero no queda tan claro que sea útil para contrarrestar los ataques indiscriminados y los insultos que lanza la oposición de derechas. Ningún PG en España se ha enfrentado a tantos eventos de crisis como PS, los ha ido abordando e intentando solventarlos con protección a las clases medias y trabajadoras (ERTES, incremento del SMI, creación del IMV, tasas a los bancos y a las energéticas, tope al precio del gas, subida de impuestos a los más ricos, defensa de las políticas públicas) como nunca antes, se puede asegurar que nunca los gobiernos de derecha hubieran realizado algo similar. Incluso este gobierno ha afrontado una derecha con actitudes anticonstitucionales, oponiéndose a la renovación del CGPJ y del TC, además ha denunciado ante el TC dos acciones de gobierno, como fueron la declaración de confinamiento, que salvaron vidas en momentos de gran intensidad y cuyas acciones eran similares a las que se tomaron a nivel internacional, esta denuncia termina en una sentencia, claramente con tintes ideológicos y no científico-técnicos, de inconstitucionalidad que se utiliza con fines de invalidación política de las decisiones del PG.

Es tan peregrina la situación que desaparecen ataques al PSOE, incluso solicitando el retorno del PSOE, porque sus miembros pasan a ser los “radicales”, las opciones son del “sanchismo”, se hacen cosas parecidas a otros gobiernos pero aquí se pretende “romper España” de forma dramática, un gobierno “filo terrorista” y vuelve ETA… todo es así, siempre sucede así. Continuamente atacan a PS de cambiar de opinión en temas fundamentales, la derecha y los medios no distinguen entre emitir una opinión en un momento dado y la toma de una decisión, tras el correspondiente debate en las instituciones del partido y/o del gobierno, esta diferencia debiera ser comunicada con mayor énfasis con el fin de contrarrestar estos ataques.

PS, en el libro Manual resistencia, señala: “Las ideologías existen, son una forma de interpretar el mundo y de posicionarse ante él. La llamada presión del IBEX, yo la sentí a través de los medios de comunicación. A los socialdemócratas nos preocupa que somos los del trabajo, el mundo laboral explica nuestro origen y nos marca a fuego, por tanto, tenemos que buscar soluciones. Lo mismo sucede con la economía colaborativa, que a veces reviste modernidad lo que no es más que el deterioro y devaluación de las condiciones laborales de la gente”. Aprender a resistir es la base para que se estructure la resiliencia, pero no es suficiente por sí misma para que la resiliencia aparezca, depende de otras condiciones mentales, culturales y sociales que la aporten esa mínima estructura funcional que haga superar a la mera resistencia. La organización externa para armar el paso de la resistencia a la resiliencia, se ve muy bien en la descripción que realiza José Félix Tezanos y que completa al libro de PS, señala la decisión en PS y la colaboración y trabajo en equipo en la militancia, esos elementos fueron puntos fuertes.

En la mayoría de las ocasiones PS se manifiesta en sus exposiciones como un político ordenado y bien organizado, solo manifiesta cierta ansiedad ante situaciones sociales y políticas complejas en las que cabe la posibilidad de perder el control sobre sí mismo y sus emociones. En no pocas situaciones aporta demasiada información, una información más allá de la información que la población puede metabolizar dado su nivel cognitivo, extracción socio-cultural, nivel de temor y/o ansiedad, por lo que en estas ocasiones se incrementan los niveles de ansiedad y desorientación en la ciudadanía que se van a encontrar confusos y no siempre se consiguen los efectos para frenar las posibles proyecciones de la ciudadanía. En algunas situaciones aporta una información tecnificada que funciona como un auténtico escudo, formalmente cumple con aportar la información, pero su lenguaje lo hace incomprensible para la ciudadanía. En la mayoría de las circunstancia aporta una información adecuada que debiera contener a la población al ofertar una información suficiente y eficaz para obtener un grado de colaboración satisfactorio, pero la traslación en los medios de comunicación no consigue su efecto de mejorar su actitud, tanto para la población general como a los votantes y militantes.

¿Qué quiere comunicar PS? Manuel Escudero lo denomina “Nueva socialdemocracia”, unos principios claros de libertad, igualdad y solidaridad, expresada en la libertad individual y la justicia social, a lo que se añade el feminismo y el ecologismo. Nuestra sociedad es cada vez más desigual, al producirse en términos de renta, por ello debemos insistir en luchar contra las desigualdades en renta y riqueza, como un elemento central para conseguir avanzar hacia la justicia social.

La lucha por la igualdad desde la lente feminista (brecha salarial, violencia de género) es una base en la que PS insiste en esta vía socialdemócrata. Veamos si consigue trasmitir sus contenidos fundamentales: Transición ecológica, transición digital y la transición demográfica, dirigido a dos colectivos preferentes: los jóvenes y los mayores, lo que precisa un cambio en la organización social. Transformación de la estructura del poder financiero, luchar contra el poder de los fondos de inversión y las grandes tecnológicas, se necesita alianza pública con economía productiva y lucha contra concentración de poder en mercado. La pandemia manifestó que se precisa un estado más fuerte y previsor que comporta de forma decidida con finalizar los experimentos privatizadores de la sanidad. Tras la pandemia hubo un esfuerzo por generar el máximo empleo, reconstruyendo 5 dimensiones: lucha contra desigualdades, construir economía ecológica y digitalizada, integración territorial, igualdad entre hombres y mujeres. La globalización para ser beneficiosa debe ser gobernada, contemplando la inclusividad y la sostenibilidad. Es preciso generar acuerdos internacionales de inversiones que incluyan la apertura internacional y la defensa de los trabajadores. Por fin, se necesita una nueva concepción del desarrollo a partir de los sistemas públicos en términos de progresividad fiscal y nuevos criterios para tratamiento de la deuda. Estos son los frentes que debe construir PS, alguno de estos puntos está consiguiendo avances a un ritmo muy desigual y con actitud variable.

Decía Sócrates que cuando el debate se ve perdido, la calumnia es el arma del perdedor, así se comprende la actitud de las derechas frente a PS. Además de insultos y otras lindezas, han proliferado las fake-news de tal manera que estudios de medios en Europa evidencian que el crecimiento en España ha sido muy importante y, además, ha crecido el grado de credibilidad a ellas por parte de la población española. Algo no estamos  farfullerías, que a las acciones de gobierno del PG.

¿Por qué seguimos tropezando en la misma piedra y cometiendo los mismos errores? Una vez más, Noam Chomsky tiene razón…