CaixaBank en su primer bono verde del año emitió 1.000 millones de euros.

La entidad cerró su cuarta emisión de bonos en 2022 y colocó 1.000 millones de euros a 7 años.

El precio se fijó en 155 puntos básicos sobre midswap, 20 puntos básicos por debajo de los 175 puntos básicos ofrecidos en el anuncio.

Esto pudo darse gracias a la gran demanda obtenida que superó los 1.700 millones de euros.

Alrededor de 80 inversores institucionales acudieron a la emisión.

La fijación del cupón fue del 3,75%.

Las entidades que se encargaron de la colocación fueron Bank of America, CaixaBank, HSBC, Morgan Stanley y UBS.

Financiación de proyectos medioambientales

A través de la emisión, CaixaBank hará fondos para financiar proyectos medioambientales que se seleccionarán bajo el marco de emisión de bonos que están ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de CaixaBank.

Para financiar los proyectos se aplican criterios estrictos de selección con las políticas de Riesgos Medioambientales del banco.

La entidad identificó a 30 de junio del 2022  más de 7.600 millones de euros de activos elegibles medioambientales.

De estos millones de euros, 6.500 millones son activos para financiar proyectos de energías renovables y 1.100 millones a activos inmobiliarios con etiquetas de eficiencia energética A o B.

Quinto bono verde de CaixaBank

Este bono verde corresponde al quinto de CaixaBank.

CaixaBank emitió su primer bono verde en noviembre del 2020 con una operación que se cerró en 1.000 millones de euros.

En 2021, emitió tres bonos verdes, dos de 1.000 millones y uno de 500 millones de libas esterlinas.

En el 2019, la entidad aprobó el marco de emisión de bonos ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, validado por Sustainalytics.

El objetivo es apoyar los ODS de Naciones Unidas.