La actividad industrial española se resiente

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, la actividad industrial española se resiente en los primeros compases del 3T mientras el sector servicios aguanta.  Así, la industria acusa el fuerte aumento de los precios, la mayor incertidumbre y un deterioro de las perspectivas económicas.

La creación de empleo se ralentizó en julio, pero en agosto parece haber mejorado. El número de afiliados a la Seguridad Social, en términos desestacionalizados, creció tan solo en 9.104 personas, el aumento más modesto desde abril de 2021.

El déficit comercial exterior continúa ampliándose. El 1S 2022 cerró con un déficit de la balanza comercial de bienes de 31.963 millones de euros, seis veces más que en el mismo periodo de 2021 (5.397 millones).

La actividad inmobiliaria mantiene un fuerte ritmo de avance. En junio se realizaron 58.010 compraventas de vivienda, un 18,8% más que el mismo mes del año anterior.