¿Cuántos millones de muertos habría si EE.UU. y Rusia entrasen en una guerra nuclear?

Un grupo de climatólogos de la Rutgers University ha determinado que, además de las víctimas directas por la explosión, la producción agrícola global se vería afectada debido a la cantidad de hollín expulsado a la atmósfera. Esto provocaría una hambruna en todo el mundo que acabaría con la vida de más de 5.000 millones de personas.

Los seis escenarios de la masacre

En el estudio, publicado en la revista científica Nature Food, los investigadores Alan Robock y Lili Xia aportan seis posibles escenarios para explicar los resultados. Entre ellos, cinco corresponden a guerras nucleares entre la India y Pakistán, que derivarían del gran conflicto entre Estados Unidos y Rusia, que sería el sexto.

En este sentido, la cantidad de ceniza y hollín expulsadas a la atmósfera en un conflicto a gran escala, impediría la entrada del sol a la atmósfera. Los cultivos de maíz, arroz, trigo y soja producidos de estos lugares se varían mermados, así como el pastoreo y los bancos globales de pesca.

Los datos del conflicto

El estudio prevé que una media de un 7% de las calorías alimentarias mundiales decrecería en los cinco años posteriores al conflicto. Pero en el peor de los casos, podría alcanzar el 90% en un periodo de tres a cuatro años, debido las cerca de 150 toneladas de cenizas y polvo emitidas.

En total, más del 75% del planeta sufriría hambruna en este escenario, donde las latitudes medias y altas se verían especialmente afectadas. Esto se produciría porque los grandes exportadores de alimentos, incluidos Rusia y Estados Unidos, dejarían de exportar a otros grandes importadores como África y Oriente Medio.