Descubren los restos de la última especie de oso panda en Europa

Un equipo de investigadores ha descubierto una nueva especie de oso panda que vivió en los humedales boscosos de Bulgaria hace unos seis millones de años. Los fósiles señalan que era similar al oso blanco y negro actual pero no solo se alimentaba de bambú.

El estudio, publicado en la revista especializada ‘Journal of Vertebrate Paleontology’, se basa en el análisis de dos dientes fósiles. Las muestras fueron originalmente encontradas en Bulgaria a finales de los años 70, dispuestas en el Museo Nacional de Historia Natural de este país.

“Me llevó muchos años averiguar cuál era su edad. Luego también me llevó mucho tiempo darme cuenta de que se trataba de un panda gigante fósil desconocido”, reconoce Nikolai Spassov, el investigador autor del artículo.

Una especie cercana a la actual

La investigación destaca que se trata de un pariente cercano del panda actual, el icónico oso blanco y negro. Sin embargo, el bautizado como Agriarctos nikolovi en honor a su descubridor, no dependía únicamente del bambú para alimentarse.

Los dientes analizados pertenecen a un carnasial superior y un canino superior que, además de ser comparables en tamaño a los de la especie actual, sugieren que el tamaño del animal también era similar, aunque quizá ligeramente más pequeño.

Alimentación diferente

El hecho de haber encontrado los dientes en regiones boscosas y pantanosas de la época del Mioceno, por su tono ennegrecido, sugieren que probablemente consumía una dieta principalmente vegetariana.

Sin embargo, no parecen lo suficientemente fuertes como para aplastar los tallos leñosos, por lo que se intuye la posibilidad de recurrir a vegetales más blandos para sobrevivir, además de conferirles una amplía defensa contra otros depredadores, aunque lo condujesen al vegetarianismo.

Extinguido por el cambio climático

Los autores exponen que su extinción podría deberse al cambio climático. Esta teoría se basa en la denominada crisis de salinidad de Messiniense, se trata de un evento donde se secó la cuenca del Mediterráneo.

La aridificacion de la región supuso un importante efecto adverso en la supervivencia de este y otros animales en las regiones de los entornos terrestres circundantes, que se vieron significativamente alterados.