Rusia ya puede usar el submarino radiactivo más grande del mundo

El Ejército ruso ya dispone de Belgorod, un submarino capaz de lanzar torpedos nuclearesPoseidón’. Estos misiles crucero alcanzan una velocidad de 130 km/h bajo el agua y estallan con una potencia de 100 megatones, pudiendo provocar ‘tsunamis radioactivos‘ que destruirían ciudades.

La empresa de construcción naval Sevmash Shipyard ha diseñado este submarino, el cual se basa en los submarinos de clase Oscar II de los años noventa y aseguran que se usará para la investigación. Sin embargo, el sumergible ha modificado su casco para albergar hasta seis torpedos ‘Poseidón’.

El más grande

Las dimisiones de Belgorod equivalen a 184 metros de eslora, lo que le convierte en el submarino más largo que existe en la actualidad. Además, está diseñado para acoger a 130 personas e incorpora dos reactores nucleares de 190 MW, capaz de soportar hasta 30.000 toneladas.

Rusia asegura que su intención sigue siendo equiparlo con pequeños sumergibles para realizar expediciones científicas u operaciones de rescate. Pero cuenta con un navío de 20 metros capaz de trabajar en labores de espionaje y sabotaje de cables de comunicación o gaseoductos.