Descubren las variantes genéticas que inducen a la ludopatía

Un equipo de científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) y el Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) ha elaborado un estudio sobre las variantes genéticas que incrementan el riesgo de adicción al juego.

La investigación, publicada en la revista Scientific Reports, señala que en concreto son seis cambios o variantes los que producen esta vulnerabilidad. Estos genes pertenecen a la familia que codifica los factores neurotróficos, pequeñas proteínas que regulan la actividad neuronal.

Según el estudio, entre el 0,02 % y el 2 % de la población adulta sufrirá adicción al juego en algún momento de su vida.

Una carrera contra la adicción

No es la primera vez que se investiga sobre el papel de los genes de los factores neurotróficos como causantes de la adicción a las apuestas, estudios previos ya los apuntaban como causantes. Sin embargo, ahora se ha podido determinar las variaciones concretas que incrementan el riesgo.

“La adicción al juego es muy compleja, afecta a grupos de personas muy diversas e intervienen factores psicológicos, sociales y biológicos muy diferentes. Ahora con este estudio tenemos una herramienta más, conocemos mejor los factores genéticos que implican una mayor vulnerabilidad, lo que nos puede ayudar tanto en el diagnóstico como el tratamiento de los y las pacientes”, ha subrayado Susana Jiménez, líder de la investigación y coordinadora de la Unidad de Juego Patológico de Bellvitge.

El estudio ofrece resultados esperanzadores para el tratamiento de la ludopatía. La mayoría de la población supera la adicción a pesar de que estas variantes influyan en su desarrollo. Sin embargo, una parte significativa termina por desarrollar esta adicción. El descubrimiento de estas variantes permite avanzar en la cura de esta enfermedad.