Starlink, el nuevo Internet para vehículos de Elon Musk

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) autoriza a SpaceX, la empresa de Elon Musk, la puesta en marcha del programa Starlink. Si bien esta red ya se encuentra disponible en varios países, el objetivo que se propone ahora es dotar de internet a vehículos en movimiento, ya sean coches, aviones, trenes, barcos o camiones.

Una constelación de satélites

La conexión a Internet de Starlink, a través de una constelación de satélites, ya opera incluso en España, pero ahora se centra en el transporte. La gran cantidad de estos satélites que precisa, podría llegar hasta los 30.000 de segunda generación.

Esta demanda ya ha suscitado una “polémica espacial” por confluir en altura con otras compañías, como Amazon o incluso la propia NASA. Sin embargo, hay varias empresas más que apuntan en la misma dirección, como Kepler Communications.

“SpaceX ampliará la gama de capacidades de banda ancha para satisfacer las crecientes demandas de los usuarios que ahora requieren conectividad mientras están en movimiento”, señala la FCC en un comunicado.

El nuevo internet móvil

El objetivo de Musk es facilitar la itinerancia de datos de Internet mediante una conexión de máxima velocidad, mejorando considerablemente las infraestructuras actuales de comunicación en la movilidad. Para ello, promete una velocidad de conexión de entre 100 y 200 megas por segundo, lo equivalente a una banda ancha actual, para la que hay que hacer una inversión inicial de más de 500 euros.

Por otra parte, no se conocen los requisitos que deberán cumplir los usuarios para tener acceso esta red, ya sea a través de una nueva IP o a nivel estructural por medio de algún tipo de antena.

Aunque ya se ha probado con éxito en los aviones de Delta Airlines, sus receptores todavía deben ser aprobados por la Administración Federal de Aviación (FAA). En cualquier caso, la inversión que a realizar por SpaceX y otras empresas como Kepler, invitan al optimismo para no perder conexión a Internet en ningún momento o lugar a lo largo del día.