La UE acuerda el uso de un cargador universal a partir de otoño de 2024

Los países de la Unión Europea han acordado el uso obligatorio de un cargador con puerto USB Tipo-C  para la mayoría de dispositivos electrónicos, ya sean móviles, tablets o cámaras. Este tipo de cable ya se usa en los nuevos smartphones, a excepción de los iPhone. La medida entrará en vigor a partir de otoño de 2024.

El objetivo es reducir las 11.000 toneladas de residuos electrónicos que se acumulan cada año y ahorrar hasta  250 millones de euros en compras al consumidor.

El acuerdo del Consejo y el Parlamento modifica el texto sobre la Directiva de Equipos Radioeléctricos, estableciendo una solución para la carga única de determinados dispositivos electrónicos independientemente de la marca del fabricante.

La medida también afectará a los cables que se usan para dispositivos que admiten la carga rápida.

El equipamiento electrónico modificado afecta hasta a 15 dispositivos distintos: smarphones, tabletas, libros electrónicos, auriculares, cámaras, altavoces y consolas de videojuegos portables.

Los ordenadores portátiles tendrán más tiempo

Los ordenadores portátiles también se deben adaptar a la nueva normativa. Sin embargo, a estos dispositivos se les concede una prórroga para adaptarse de hasta 40 meses, una vez entre en vigor la medida.