China trabaja en la “fotosíntesis extraterrestre” para vivir en la Luna

Un equipo científico de la Universidad de Nanjing (China) basa sus investigaciones en las muestras de suelo lunar recogidas por la sonda Chang’E-5. El objetivo es producir oxígeno y combustible a partir de la radiación solar, el CO2 exhalado por los astronautas y compuestos del suelo lunar.

Según el estudio publicado en la revista Joule, el equipo de científicos liderado por Yingfang Yao y Zhigang Zou descubrió varios compuestos valiosos en las muestras de suelo lunar extraídas en diciembre de 2020 por la sonda Chang’E-5. Entre ellos, sustancias ricas en hierro y titanio, las cuales se podrían utilizar como catalizadores de la luz solar y el dióxido de carbono para generar oxígeno.

“Utilizamos recursos ambientales ‘in situ’ para minimizar la carga útil de los cohetes. Nuestra estrategia ofrece un escenario para un entorno vital extraterrestre sostenible y asequible”, afirma Yingdfang Yao.

La fotosíntesis extraterrestre

El equipo propuso  utilizar una estrategia similar a la que realizan las plantas en la Tierra para llevarlo a cabo. Es decir, idear un sistema que aproveche los recursos del suelo lunar para electrolizar el agua extraída de la Luna y convertirla en oxígeno e hidrógeno. Pero además, este proceso produciría hidrocarburos como el metano, que podría utilizarse como combustible.

De esta manera, los científicos aprovecharían los dos recursos más abundantes de la superficie en la Luna, ahorrando energía externa y siendo autosuficientes para poder implantar una base lunar llena de vida.