La Fundación “la Caixa”, junto a la colaboración del Ayuntamiento de Granada y Cruz Roja, han presentado el proyecto “Rompiendo la brecha”, que permitirá la alfabetización digital de personas mayores, cuidadoras o en riesgo de vulnerabilidad, para que puedan adquirir las competencias digitales necesarias en cuanto a recursos y necesidades básicas.

En el evento ha estado presente el director territorial de CaixaBank, Juan Ignacio Zafra, que ha destacado la magnitud del compromiso “a través de una intervención integral que dé respuesta a sus necesidades en una sociedad cada vez más digitalizada y en la que la brecha digital no puede suponer un impedimento”.

Por su parte, la presidenta provincial de Cruz Roja, Eugenia Rodríguez-Bailón, ha destacado la implicación de las partes como “un ejemplo de buena coordinación que nos ayuda a ser mejores” en su objetivo de “reducir la soledad y mejorar su salud, tanto cognitiva como física y mental”.

Mientas que el alcalde Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, ha aseverado que la pandemia ha impactado a las personas mayores, “volviéndolas mucho más vulnerables en el uso de la tecnología no solo para el contacto con sus familiares y amigos, sino especialmente para la realización de trámites telemáticos básicos en la relación con su entidad bancaria o centro de salud”.

Un proyecto necesario para los mayores

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, en la franja de edad de entre 65 y 74 años el 7,8 por ciento de las personas no tienen habilidades tecnológicas y el 60,2 por ciento cuenta con habilidades bajas; unas cifras que ponen de relieve la importancia del desarrollo de estos talleres que se impartirán centros de participación activa de los Servicios Sociales Comunitarios.

Para el desarrollo de este convenio, el Ayuntamiento de Granada aporta espacios físicos, aulas y salas, además de seguimiento técnico. CaixaBank realiza una aportación de 40.000 euros y Cruz Roja aporta los recursos humanos necesarios para prestar servicio a aquellos usuarios designados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento. En concreto, el programa se desarrollará hasta verano y atenderá a más de 400 mayores.

Esta iniciativa se suma al compromiso de CaixaBank en su programa de acompañamiento de personas mayores o al de la propia ciudad que, a través del grupo de voluntarios universitarios, permite su socialización y el desarrollo de las actividades de su rutina diaria.