Invasión de Ucrania: la cifra de refugiados llegará a los 4 millones

Más de dos millones de personas han abandonado su país desde el estallido de la guerra y ACNUR estima que la cifra se triplique en las próximas semanas.

“La crisis de refugiados de Ucrania es la de más rápido crecimiento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, afirma Filipo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Los más de 2,5 millones de personas que han abandonado el país lo han hecho en solo 15 días y cuatro millones podrían hacerlo en las próximas semanas. Son las estimaciones elaboradas y recogidas por ACNUR en su página web.

En concreto, más de la mitad de las personas que huyen de Ucrania lo hace a los países fronterizos. Polonia ha recibido más de 1,5 millones de personas, Moldavia 104.000, Hungría 225.000, Rumanía 84.000, Rusia 105.000 y Eslovaquia 176.000, según los datos ofrecidos por la organización. Además, otras 282.000 han escapado a otros países europeos.

Desplazados internos

Por otro lado, ACNUR explica que respecto al número de desplazados internos la cifra es más difícil de calcular puesto que la situación cambia constantemente. Cree que hay, al menos, un millón de desplazados internos, pero sospecha que pueden ser más. Es más, ACNUR calcula que el número de desplazados internos podría superar los 6 millones.

Por su parte, tal y como recoge la entidad en su página web, Filippo Grandi ha mostrado su preocupación porque vaticina que la segunda oleada de refugiados podría ser más
“vulnerable”.

“La segunda oleada de refugiados procedentes de Ucrania será más vulnerable. En el interior de Ucrania el panorama es estremecedor. La gente se desplaza o se refugia como puede”, insiste Grandi.

Protección de la población y de las infraestructuras

El pasado 25 de febrero, ACNUR declaró el nivel 3, es decir, el más alto de la Agencia en Ucrania y el 2 en los países vecinos. Por eso, ha pedido encarecidamente la protección de la población y de las infraestructuras públicas y también el respeto al derecho internacional humanitario.

Además, hace un llamamiento a los países vecinos para que mantengan abiertas sus fronteras para así dar protección a las personas que huyen del país y resalta los esfuerzos realizados por toda la ayuda que están ofreciendo.