La actividad inmobiliaria cierra un año de fuerte recuperación

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, en enero, el indicador diario de ventas de grandes empresas cayó un 1,9% intermensual (dato desestacionalizado). Por su parte, en 2021 el déficit de la balanza comercial alcanzó los 26.178 millones de euros, cifra equivalente al 2,2% del PIB y que duplica la del año anterior, aunque es inferior a la de 2019 (31.544 millones). Este fuerte deterioro viene explicado, fundamentalmente, por el empeoramiento de la balanza energética ante la subida de los precios de la energía.

La actividad inmobiliaria cierra un año de fuerte recuperación. Así, en diciembre de 2021, se realizaron 48.119 compraventas, un 32,9% más que el mismo mes de 2020.

La deuda pública en porcentaje del PIB se estabilizó en niveles elevados en 2021. En concreto, según datos provisionales, la deuda se situó a cierre de 2021 en los 1,43 billones de euros.

El índice de sentimiento económico ZEW volvió a subir en febrero y alcanzó su nivel más elevado desde agosto, ello apunta a una reactivación de la economía en los próximos meses a medida que las restricciones impuestas se vayan relajando.

Una semana más, el aumento de las tensiones entre Rusia y Occidente y el incierto futuro de las negociaciones siguieron dominando en los mercados financieros. A este aspecto se unió la publicación de las actas de la última reunión del FOMC, donde los inversores adivinaron un tono algo menos agresivo respecto a la cuantía de las subidas de tipos de lo que inicialmente habían considerado. Ambos aspectos sirvieron de apoyo para el aumento de la volatilidad y la reducción de la preferencia por los activos de riesgo.