Descubren un cocodrilo que se alimentaba de dinosaurios

Un equipo de paleontólogos de Australia ha anunciado que el fósil de un cocodrilo prehistórico hallado en 2010 forma parte de una especie única llamada Confractosuchus sauroktonos, caracterizada por devorar pequeños dinosaurios en el Cretácico superior.

El cocodrilo del Cretácico, que existió hace 95 millones de años, pertenece a la especie nombrada Confractosuchus sauroktonos o, como lo han bautizado los investigadores, “el asesino de dinosaurios”.

El espécimen fue descubierto en la estación Elderslie, cerca de Winton (Queensland, Australia) gracias al equipo de investigación y los voluntarios del Museo Australiano de la Edad de los Dinosaurios de Winton (AAOD, por sus siglas en inglés).

“Este cocodrilo prehistórico y su última comida seguirán brindando pistas sobre las relaciones y los comportamientos de los animales que habitaron Australia hace millones de años”, aseguró Matt White, investigador asociado al AAOD y líder del estudio.

El ejemplar hallado medía aproximadamente 2,5 metros de largo y su cráneo presenta algunas similitudes con el “caimán de anteojos”, una especie que habita zonas de agua dulce de Centroamérica y el noroeste de América del Sur.

Sus restos se encontraron conservados bajo un tipo de roca llamada Limolita, incluyendo un cráneo casi completo con dentición y un esqueleto poscraneal semiarticulado, según describe la publicación de la revista científica Gondwana Research.

Si bien en la práctica se trataría del segundo cocodrilo de esta especie hallado en Winton, el hallazgo óseo de los jóvenes dinosaurios dentro del cocodrilo determina la primera evidencia de su peculiar alimentación.