Se descubre un fósil de Tardígrado de más 16 millones de años

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey y la Universidad de Harvard ha identificado recientemente un nuevo género y una nueva especie de tardígrado (oso de agua) tras hallar un fósil de este animal microscópico conservado íntegramente en un ámbar de República Dominicana de 16 millones de años de antigüedad.

Esta nueva especie se ha denominado ‘Paradoryphoribius chronocaribbeus’. Mide poco más de medio milímetro, fue identificada como un pariente de la superfamilia de los tardígrados modernos. Por lo que representa el primer fósil de este animal recuperado del Cenozoico, la era geológica actual, que comenzó hace 66 millones de años. El ejemplar cuenta con ocho patas y garras en forma de aguja 20-30 veces más finas que un cabello humano.

Los Tardígrados son conocidos por su habilidad para sobrevivir en los entornos más extremos. Y estas pequeñas criaturas dejan fósiles en muy pocas ocasiones.

El fósil encontrado parece similar a los tardígrados modernos debido a su morfología externa relativamente simple. Sin embargo, por primera vez, se ha visualizado la anatomía interna del intestino anterior en un fósil de tardígrado. Y por ello se han encontrado combinaciones de caracteres en este espécimen que no vemos ahora en los organismos vivos. Esto no solo permite situar a este fósil en un nuevo género, sino que ahora se puede explorar los cambios evolutivos que este grupo de organismos experimentó durante millones de años.

El equipo de científicos sugiere que los raros hallazgos de fósiles de tardígrados como el ‘Paradoryphoribius chronocaribbeus’ podrían proporcionar nuevas estimaciones moleculares. De esta manera se ofrece una nueva visión de los principales acontecimientos evolutivos que han dado forma a sus más de 1.300 especies existentes hoy día.