Cámaras submarinas para observar a los delfines

Un grupo de investigadores del Centro Charles Perkins, la Universidad de Sidney y la de Alaska Sur Oeste instalaron una serie de cámaras submarinas sobre los cuerpos de ocho delfines salvajes de Nueva Zelanda. El objetivo era captar información de interés sobre su vida.

Como resultado se han obtenido 535 minutos de información sobre la vida de los delfines. Estas cámaras han dado la oportunidad de poder observar actividades que realizan los delfines como por ejemplo la interacción madre-cría. Pues toda la información que se conocía hasta ahora era por la mera observación desde la superficie.

 

Estas cámaras hechas a medida contaban con tarjetas de memoria, transmisores de frecuencias muy altas, registradores de profundidad y tiempo y baterías de seis horas, que permitieron grabar todos los movimientos de los ocho ejemplares a los que se les instalaron con ayuda de ventosas.

De ese modo, se pudieron captar comportamientos desconocidos hasta el momento. Además, este estudio y arrojan mucha información interesante, tanto para ayudar a la conservación de estos animales como para comprender mejor el entorno marino, de cuyos recursos los seres humanos también nos abastecemos.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista científica Marine Biology.