El consumo español aceleró su crecimiento en el 4T 2021

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, el indicador de consumo creció en el promedio del 4T un 6% respecto al mismo periodo de 2019, 7 p. p. más que en el 3T. Esta aceleración se produjo pese a los frenos que han ido apareciendo en los últimos meses (aumento de los precios de la energía, cuellos de botella en las cadenas globales de suministros e imposición de nuevas restricciones) y que amenazaban con quitar brillo a la recuperación del consumo.

La inflación general subió en diciembre hasta el 6,5%, esto es 2 décimas por debajo de lo que había adelantado el INE el pasado día 30 de diciembre, aunque sigue siendo el nivel más alto de los últimos 30 años.

Los hogares y las empresas españolas reducen sus niveles de deuda en términos nominales y en porcentaje del PIB. La deuda de los hogares descendió en 8.921 millones de euros (−1,25%). Por su parte, la deuda de las empresas se situaba en el 104,8% del PIB en el 3T 2021 (−1,7 p. p. respecto al 2T 2021 y +12,4 p. p. respecto al 4T 2019), por debajo del promedio de la eurozona (110,8%) y un registro similar al de principios de 2017.

Los inversores se dan un respiro tras el turbulento inicio de año. Las presiones inflacionistas y las perspectivas sobre una posible retirada de estímulos más agresiva por parte de los bancos centrales fueron los temas dominantes en los mercados financieros.