Se encuentra un gigantesco “dragón marino” fosilizado en Reino Unido

Un empleado de la Reserva Natural de Rutland Water, en Inglaterra, halló por casualidad el fósil de un enorme “dragón marino” (ictiosaurio). Este empleado, Joe Davis ha explicado que en un principio llamó al ayuntamiento de la zona para contarles que había encontrado “un dinosaurio” mientras realizaba el drenaje rutinario de una isla laguna para remodelar el paisaje en Rutland Water.

Finalmente, lo que Davis había visto no era un dinosaurio, sino los restos fosilizados de un enorme depredador marino. Se trataba de un fósil de un ictiosaurio, de 10 metros de longitud, y el ejemplar de mayor tamaño encontrado hasta ahora en el Reino Unido.

Tras la llamada de Davis al ayuntamiento, un grupo de paleontólogos se desplazaron a la reserva natural. Estos concluyeron que el fósil pertenecía a un ictiosaurio, una especie que puede crecer hasta los 25 metros de largo y que vivió entre hace 250 y 90 millones de años cuyo cráneo pesa aproximadamente una tonelada. Dean Lomax, paleontólogo de la Universidad de Manchester, calificó el hallazgo de “verdaderamente sin precedentes” debido a su tamaño y lo catalogó de “uno de los grandes descubrimientos en la historia de la paleontología británica”.

Se considera que aunque Rutland se encuentra a casi 50 kilómetros de la costa, hace 200 millones de años esa misma zona se encontraba cubierta por agua. Pues ya se han encontrado en ese espacio dos fósiles de ictiosaurios, aunque incompletos.