Los pandas ya no están en peligro de extinción

Las autoridades chinas han confirmado que los pandas gigantes ya no están en peligro de extinción. Después de décadas de trabajo se han conseguido salvar y se ha ayudado a impulsar su población en la naturaleza hasta 1.800. La especie será reclasificada como vulnerable, dijo Cui Shuhong, director del Departamento de Protección Ecológica Natural del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente,

Los expertos afirman que el país ha conseguido salvar a su emblemático animal gracias a sus esfuerzos de conservación a largo plazo, incluida la ampliación de sus hábitats.

En 2016, la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (IUCN) ya había eliminado de la lista de especies en peligro de extinción a los pandas, gracias a un crecimiento estable y una ampliación de su hábitat. Pero algunos científicos y administradores chinos rechazaron esta evaluación, argumentaban que era prematura y podría entorpecer los esfuerzos de protección del panda.

Han sido muchos los logros conseguidos desde 2016. China ha hecho un nuevo Parque Nacional del Panda Gigante, que abarca el 70 por ciento del hábitat del animal, situado en su mayor parte en la provincia de Sichuan. El número de pandas en programas de cría en cautividad en todo el mundo prácticamente se ha doblado, hasta los 633 ejemplares. Ese número duplica el número de pandas que los científicos creen que son necesarios para preservar la diversidad genética, básica para la supervivencia de una especie.

China también afirma que además de los pandas, hay otras poblaciones de especies raras y en peligro de extinción que también se están recuperando gradualmente. Pues aseguran que el número de especies como tigres siberianos, leopardos de Amur, elefantes asiáticos e ibis con cresta, ha aumentado significativamente.