Según los datos recogidos por CaixaBank Research, los indicadores de confianza españoles empeoraron ligeramente en diciembre, aunque la actividad mostró un buen tono en el conjunto del 4T de 2021.

Positivo balance del mercado laboral español en 2021, con la creación de 776.478 empleos, el mayor avance desde 2005, y con el logro de superar los niveles de empleo previos a la pandemia. La afiliación aumentó en diciembre en 72.553 personas y el número de trabajadores en ERTE cerró el año en 102.528. La cifra total de parados se redujo a 3.105.905, lo que supone una caída de 782.232 personas respecto a hace un año y de 140.142 respecto al inicio de la pandemia.

La inflación general española subió hasta el 6,7% en diciembre. El INE destacó la subida del precio de la electricidad y, de nuevo, de los precios de la alimentación.

La tasa de ahorro de los hogares se situó en el 10,9% de la renta bruta disponible en el 3T 2021. Se trata de un registro ligeramente superior al del trimestre anterior (9,2%) y aún muy por encima de los niveles prepandemia (7,5% en el 4T 2019).

Los indicadores de actividad global se mantienen sólidos, aunque el ritmo de crecimiento se moderó en la recta final del año.