Debido al firme compromiso de CaixaBank por mantener la red rural y fomentar la diversidad, ha renovado su acuerdo de colaboración con la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR). Mediante este acuerdo, firmado a través de AgroBank, la línea de negocio especializada para el sector agrario, la entidad pone a disposición de todas las asociadas una amplia oferta de productos y servicios financieros especializados para el sector agrario.

El acuerdo ha sido suscrito por Teresa López, presidenta de FADEMUR, y Sergio Gutiérrez, director de AgroBank. Gracias a este convenio, las socias de la federación tendrán acceso a las líneas específicas de financiación destinadas a la adquisición y adaptación de sus fincas, maquinarias o instalaciones, y a la implementación de energías renovables con finalidad de autoconsumo. En este sentido, la entidad financiera acompañará de manera integral a las asociadas, otorgando no sólo apoyo financiero, sino también asesoramiento, planificación conjunta, ayuda a la formación y la especialización.

El acuerdo también contempla la participación conjunta y patrocinio, por parte de CaixaBank, de algunas jornadas y actos que organice FADEMUR.

Mediante esta iniciativa, CaixaBank quiere apoyar las necesidades particulares de las mujeres rurales en el campo e impulsar su presencia y desarrollo en el sector agrario en España. Asimismo, la entidad está comprometida y trabaja para fomentar la diversidad. Este acuerdo con FADEMUR contribuye a la consecución del objetivo 5 de desarrollo sostenible (ODS) de Naciones Unidas que busca lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres.

Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR)

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) es una organización progresista que lucha por alcanzar la igualdad y el progreso de las mujeres que viven y trabajan en el medio rural. Nació con el objetivo de reforzar el trabajo que vienen desarrollando las asociaciones de mujeres rurales que la integran, porque confían en que cuantas más sean y más unidas estén, más fuerza tendrán sus reivindicaciones de derechos fundamentales y más posibilidades tendrán de influir en el diseño de políticas públicas que realmente se ajusten a sus necesidades.