Encuentran en Australia restos de un “dragón”

Un grupo de científicos australianos descubrió los restos de un dinosaurio gigante volador, descrito como un “temible dragón”, que sobrevoló el territorio australiano durante el período Cretácico.

Esta especie de dragón pertenece al grupo de los pterosaurio, que son reptiles voladores. Los científicos consideran que este ejemplar poseía un cráneo de longitud aproximada de un metro y estaba armado de un juego de 40 molares que le permitieron alimentarse de peces de gran tamaño que habitaron el antiguo mar de Eromanga durante el Cretácico.. Y además también presentaba alas de siete metros de largo y un hocico en forma de lanza.

Este fósil fue descubierto por Bob Elliott que acababa de rociar las malas hierbas en el rancho de Belmont, Australia. Observó que sobresalía algo extraño del suelo, pero no era la primera vez que se descubrían restos de dinosaurios saurópodos en ese mismo rancho. Fue él el que aviso a las autoridades ya que esos huesos que encontró eran más grandes que otros encontrados previamente.

Este dinosaurio  volador fue bautizado como Thapunngaka shaw, proviene de ngaka (nga-ga) y thapun (ta-boon), que en lengua del pueblo aborigen de Wanamara significan “boca” y “lanza”, respectivamente, mientras que shawy deriva del apellido de su descubridor, Len Shaw.