El día del soltero chino barre al Black Friday estadounidense

El mundo post pandémico acaba de vivir una fiesta consumista ya de carácter global como no se dejaba sentir desde hace ya tres años. El Día del Soltero: la mayor fiesta del ecommerce que eclipsa al Black Friday y mueve a la economía china hasta cotas récord.

El 11 de noviembre se celebra una festividad que tiene su origen en la República Popular China, que nació para contrarrestar al famoso 14 de febrero y que se transformó en el evento de comercio electrónico más grande del mundo por su volumen de ventas y repercute en el PIB de varios países potentes.

Esa fecha está marcada en rojo en la agenda de todas las grandes marcas globales, sus ventas superan a otras iniciativas de consumo masivo como el black friday o, en menor medida, el Prime Day de Amazon.

Sin embargo, este año se desarrolla con un inusitado bajo perfil de propaganda pero con importante volumen de ventas. Este jueves, la tranquilidad de Alibaba era patente. Esto se debe a que en abril, las autoridades reguladoras chinas impusieron a Alibaba una multa por monopolio de 2.810 millones de dólares, la mayor de ese tipo en el país, señal de un mayor escrutinio del sector tecnológico por parte del gobierno comunista asiático.

Algunos internautas achacan la falta de énfasis en el volumen de ventas no tanto a razones políticas como a que, de hecho, esta edición estará a la altura de años anteriores debido a nuevos hábitos de consumo.

Algunos de los cambios en esta edición responden también a algunas decisiones del gobierno. El Ministerio de Industria chino prohibió a las plataformas de comercio electrónico el envío de mensajes anunciando rebajas a los usuarios sin su consentimiento, e instó a las empresas a evitar las ofertas engañosas.

También hay un objetivo del propio Alibaba que es bajar un poco el perfil y readecuarse a los cambios en el hábito de consumo y por las criticas que recibe año tras año por el impacto ambiental que estos eventos producen. En 2018, los pedidos del “Doble Once” se envolvieron con 251.000 toneladas de envases, entre los cuales el 95% de plásticos normalmente no se recicla, según datos de Greenpeace East Asia.

Más allá del contexto actual, este evento registró un éxito rotundo en años anteriores, basado específicamente en el perfeccionamiento continuo de algoritmos capaces de predecir con mayor exactitud las intenciones de compra de los consumidores. Gracias a la predilección del consumidor chino por la búsqueda de gangas con teléfonos inteligentes, el Día de los Solteros ahora eclipsa la promoción del Black Friday, evento que tiene lugar justo antes de Navidad en los Estados Unidos.

El Día del Soltero, o Guanggun Jie en chino, se originó en el año 1993 en la Universidad de Nanjing, a la que asistían sólo hombres. Un grupo de jóvenes estudiantes decidió contrarrestar la típica festividad de los que están en pareja y celebrar un día para los “solos”. Fue una excusa perfecta para generar mayor socialización entre personas solteras, y de allí nació uno de los eventos más comerciales a nivel global.

La fecha fue elegida cuidadosamente, ese conjunto de unos (11/11) representa un conjunto de personas solas. En 2011 se llevó a cabo el “Día de los Solteros del Siglo”. Alibaba adoptó el Singles Day en 2009 porque supo escuchar a sus públicos. Entender cómo el consumidor va cambiando sus comportamientos en función del entorno y la cultura (el COVID ha tenido un gran impacto en hábitos de vida y de compra) es el primer paso imprescindible.

La gran plataforma de comercio chino pasó de facturar 820 millones en el Día del Soltero el primer año, registrar una de 74.100 millones en 2020, un ejercicio en el que a pesar de la pandemia duplicó el volumen respecto al anterior. Otro dato que vale para contrastar es el que indica que el año pasado en el Black Friday, los consumidores gastaron aproximadamente 9.000 millones (menos de un 10% de lo facturado por Alibaba en la fiesta China) en sitios web de tiendas minoristas.

Numerosas tendencias nacen o se testean este día. Es una fecha en la que el shopping y el entretenimiento hacen gala de ir juntos y es el máximo exponente del shoppertainment, tendencia en la que en vez de mirar productos estáticos permite a los usuarios interactuar, jugar a juegos virtuales y comprar productos, todo desde el confort de su hogar. Las plataformas operadas por Alibaba reportaron ventas combinadas de115.000 millones durante la promoción del año pasado.

El festival se ha convertido gradualmente en un indicador de la confianza de los consumidores en la segunda economía más grande del mundo. En base a las cifras de China Internet Network Information Center, actualmente, el 62% de la población china es usuaria de eventos virtuales en directo; las ventas desde marzo de 2020 hasta marzo del 2021 superaron los 76.300 millones.