El consumo español decepcionó en agosto

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, las ventas minoristas retrocedieron un 0,2% intermensual en el mes de agosto, acumulando cuatro meses de práctico estancamiento intermensual, lo que se presenta como un riesgo a tener en cuenta sobre las previsiones de crecimiento de la actividad española para el 3T.

En España, en el ámbito laboral se han aprobado varias medidas de calado. Por un lado, el Gobierno ha establecido una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta 965 euros al mes en 14 pagas. Y, por otra parte, se han prorrogado los ERTE en sus modalidades actuales hasta el 31 de octubre de 2021 y se ponen en marcha nuevas modalidades a partir del 1 de noviembre, que se extenderán hasta el 28 de febrero de 2022.

La tasa de ahorro española se empieza a reducir: se situó en el 8,8% de la renta bruta disponible en el 2T.

El déficit público español se situaba en el 4,3% del PIB en el acumulado del año hasta julio (déficit consolidado de las Administraciones públicas, excluidas las corporaciones locales). Ello supone una mejora con respecto al nivel de 2020 (−6,6%)

Los cuellos de botella y sus efectos sobre la inflación se mantienen como un riesgo relevante en la eurozona (y en el mundo). Los indicadores estadounidenses siguen apuntando a una moderación de la actividad en el 3T algo más acusada de lo previsto.