La producción industrial de la eurozona recupera sus niveles pre-COVID

Según los datos recogidos por CaixaBank Research, la inflación española subió en agosto hasta el 3,3%, un máximo desde 2012. Este aumento de los precios se explica, en gran medida, por el aumento del precio de la electricidad, que alcanzó un 34,9% interanual en agosto.

Según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), el coste laboral por hora cayó un 5,1% interanual en el 2T, tras un aumento de las horas trabajadas muy superior al de los costes laborales a causa de la comparación con el 2T 2020, cuando, debido a la pandemia, se produjo una fuerte caída de las horas trabajadas.

La producción industrial de la eurozona recupera sus niveles pre-COVID en un entorno de riesgos por los cuellos de botella. Gracias al buen comportamiento mostrado en julio en Francia, Italia y, sobre todo, en Alemania, la producción industrial en la eurozona creció un 1,5% intermensual, lo que la situó ya un 0,4% por encima de los niveles prepandemia. 

La desconfianza no ha sido suficiente para que los activos de riesgo pierdan el favor inversor. Las dudas sobre la próxima reunión de la Fed y el impacto sobre los beneficios empresariales de la desaceleración de la economía global, el aumento del precio de las materias primas y una posible futura subida de impuestos en EE. UU. no han impedido un cierre semanal mixto.