CaixaBank ha aprobado un plan de ayudas de 25 millones de euros destinado a los afectados por el incendio en la provincia de Ávila. Este incendio ha afectado especialmente a la localidad de Navalacruz, en la que se han dañado explotaciones agrícolas y ganaderas, bienes y enseres personales. Este plan de ayudas incluye tres líneas de financiación en condiciones especiales.

Una primera línea de financiación:

Está destinada a la reparación y reconstrucción de los inmuebles y enseres afectados por el incendio, para que los afectados puedan repararlos cuanto antes. Además, se habilita la posibilidad de anticipar el cobro de futuras ayudas y subvenciones procedentes de las instituciones una vez aprobadas las mismas.

La segunda de las líneas de financiación:

Está habilitada por CaixaBank y se destinará a anticipar el cobro de las indemnizaciones de las compañías aseguradoras, de forma que los afectados puedan recuperar cuanto antes sus bienes dañados. Esta línea permitirá el rápido acceso a las compensaciones correspondientes pagaderas por Agroseguro o por los consorcios de seguros correspondientes.

La tercera línea de financiación:

Este apoyo se orienta a las inversiones que los negocios, las explotaciones agrarias o ganaderas puedan precisar para continuar su actividad. Esta línea permitirá la adecuación de todos los negocios afectados y su actualización si se considerara por parte de los propietarios.