“La Muerte” vigila un lago para que los visitantes no dejen residuos

Vika Ryabchic, una mujer rusa de Oktiábrski, Moscú fotografió una espeluznante figura en un lago cerca de un vertedero en Makeevka. En esta fotografía se podía observar a “La Muerte” sentada en una canoa con una guadaña apoyada en su hombro y una caña de pescar en medio del lago. Ante este descubrimiento Ryabchic, decidió cancelar sus planes de bañarse en ese lago.

Afortunadamente, no todo era lo que parecía, no era nadie disfrazado que estuviera gastando una broma, sino que era una especie de obra de arte puesta allí en mayo. 

Esta tétrica estampa fue colocada para ahuyentar a las personas que se acercaban a hacer picnics en la zona y terminaban dejando montañas de basura y contaminando el agua.

La idea era que el lago volviera a recuperar la imagen que tenía hace años. Tal y como contaron los lugareños, este lago debía volver a ser un lugar limpio y bello al que mucha gente iba a bañarse, sin ensuciar los alrededores.

Y al parecer, el truco surtió el efecto deseado ya que desde entonces el lugar ha permanecido limpio y desierto.

La figura encapuchada resultó espeluznante a tal punto que nadie se ha animado a acercarse para averiguar de qué está hecha. Incluso ha dado lugar a una leyenda urbana, según la cual se trata de un cadáver real al que los autores de un misterioso crimen disfrazaron como a la muerte.