¿Existe un trono de hierro extraterrestre en la pirámide de Keops?

La pirámide de Keops siempre se ha definido como uno de los monumentos más espectaculares del mundo. Esta construcción siempre ha estado rodeada de incógnitas. Una de ellas planea la duda de la ayuda extraterrestre en el proceso de edificación.

En noviembre de 2020 tuvo lugar un estudio realizado por el Hip Institute de Paris y la Universidad de Nagoya de Japón en el que quedaba patente la existencia de una misteriosa cavidad de 30 metros en el interior de la Pirámide de Keops. En un principio se barajaron las hipótesis en las que esta sala se erigía como una simple estrategia arquitectónica para soportar la estructura de la pirámide. Sin embargo, después de un análisis minucioso se descartaron los propósitos arquitectónicos de esta curiosa habitación.

La pirámide de Keops, construida alrededor del 2550 aC, es uno de los monumentos más grandes y complejos de la historia de la arquitectura. Se accede a sus habitaciones internas a través de estrechos túneles, uno de los cuales, antes de llegar a la cámara funeraria, se ensancha y se eleva formando la llamada Gran Galería. Los investigadores afirmaron que esta habitación recién descubierta está sobre esta galería, pero no tiene una función práctica de “aliviar peso”, porque el techo de la galería ya estaba construido.

La teoría de que en esa cavidad existe un Trono de Hierro coge fuerza gracias a los textos sobre la tradición funeraria egipcia que dice “el faraón, antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las “puertas del cielo” y sentarse en su “trono de hierro”. 

Este trono no sería hierro derretido, sino de un hierro de otro mundo ya que se trataría de hierro meteorítico. Este mineral que se obtuvo a partir de los distintos fragmentos que cayeron a la Tierra y que llegaron desde el espacio exterior.

Los egipcios conocían las propiedades de este material desde hace muchos siglos antes del reinado de Keops. Este preciado material puede encontrarse en objetos tan importantes como la daga de Tutankamon o el trono de la reina Hetepheres, madre del propio Keops.