La actividad económica creció un 2,8% intertrimestral en el 2T 2021 (−0,4% en el 1T), un repunte muy notable fruto de la retirada de las restricciones a la actividad con la finalización del estado de alarma el pasado mayo. En términos interanuales, el Producto interior bruto (PIB) avanzó un 19,8% (−4,2% en el 1T).

En relación con el nivel precrisis, el PIB se sitúa todavía un 6,8% por debajo del 4T 2019 (−9,3% en el 1T). Por componentes de demanda, el avance intertrimestral se explica, en casi su totalidad, por la fuerte recuperación del consumo privado, que creció un 6,6% intertrimestral en el 2T.

Este fuerte repunte es coherente con el impacto de la retirada de las restricciones a la movilidad sobre el consumo y, posiblemente, a que los hogares hayan empezado a materializar decisiones de gasto que pospusieron durante la crisis.

El elevado impacto de la pandemia en las cuentas públicas españolas se atenúa

El déficit consolidado de las Administraciones públicas, excluidas las corporaciones locales, fue del 3,0% del PIB en el acumulado de enero a mayo (1,3% en 2019 y 4,4% en 2020).

Los gastos consolidados cayeron un 0,5% interanual, en un contexto de pandemia donde se mantienen las políticas económicas de apoyo, mientras que los ingresos rebotaron de forma muy notable (7,8% interanual), en parte, porque en la comparativa entran los meses de abril y mayo de 2020, meses en los que el país estuvo confinado.

La pandemia continúa ejerciendo un impacto elevado sobre las cuentas públicas, si bien tal impacto ya es claramente menor que en 2020

Fuerte recuperación del empleo en el 2T

Según los datos de la EPA, en el último año se han recuperado más de un millón de puestos de trabajo, de forma que el nivel de empleo se aproxima ya a las cifras de antes de la pandemia. En concreto, en el 2T 2021, la ocupación creció en 464.900 personas, y además se redujo el número de ocupados que no habían trabajado en 466.300, lo que llevó a un fuerte aumento de las horas trabajadas (+7,7% intertrimestral), que ya están tan solo un 1,4% por debajo de las horas del 2T 2019.

Por su parte, la cifra de parados cayó en 110.100 personas, menos de lo que aumentó el empleo, ya que la mayor parte de las entradas en ocupación procedían de inactivos que se habían incorporado al mercado laboral. Así, los activos, que habían anotado una fuerte caída el año pasado, crecieron en el trimestre en 354.000 personas, recuperando los niveles previos. La tasa de paro se redujo siete décimas, hasta el 15,3%