La historia detrás del ramo de flores de Tokio 2020

¿Sabías que el ramo de flores que reciben los atletas que ganan una medalla olímpica en Tokio 2020 tiene una historia detrás?

Las flores que se utilizan para elaborar estos ramos fueron cultivadas en su mayoría en tres distritos del noreste de Japón: Iwate, Fukushima y Miyagi.

Allí, tuvieron lugar tres catástrofes: un terremoto, un tsumani y la fusión de tres reactores en una planta nuclear, que acabaron con la vida de 20.000 personas.

Flores de distinto color para cada distrito

Los girasoles de color amarillo fueron plantadas por los padres cuyos hijos murieron en el desastre provocado por el tsunami de Miyagi.

Las eustomas blancas y moradas y sellos de Salomón se cultivan en Fukushima, con fin de reactivar la economía local tras la fusión de los tres reactores, que dañaron la producción agrícola de la zona.

Las gencianas, de un color azul brillante, se cultivan en Iwate, una zona costera que fue devastada por olas gigantes en el desastre de 2011.

Para terminar, las aspidistras de color verde oscuro ha sido cultivadas en Tokio y representan a la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos.