Los proyectos eCoDeliver y Kidalos han resultado ganadores de la primera edición del imaginPlanet Challenge, la iniciativa de imagin que apoya a jóvenes con ideas de emprendimiento para combatir el cambio climático. A través de este programa, CaixaBank, ofrece formación y herramientas a una generación de jóvenes con conciencia medioambiental e inquietudes emprendedoras para que puedan desarrollar proyectos capaces de generar un impacto positivo en el planeta.

Los dos proyectos ganadores del imaginPlanet Challenge se encuentran desarrollando su idea durante este mes de julio en un ecolab en Lanzarote. El objetivo es comenzar la fase de incubación del proyecto para crear su producto mínimo viable (MVP). Durante la estancia en el ecolab, los integrantes de eCoDeliver y Kidalos reciben formación, asesoría y mentoring de la mano de imagin y de un equipo de profesionales expertos en emprendimiento, sostenibilidad e innovación.

Además, contarán con el apoyo de perfiles de referencia en estos sectores. Por ejemplo:  la CEO de la start-up We Are Knitters, Pepita Marín; la fundadora de Zeena, Sana Khouja; el emprendedor Isidro Quintana, CEO de Triple-O Games y de Promineo Studios; o la formadora internacional de emprendedores, Marta Emerson; entre otros líderes empresariales que se encargarán de impartir ponencias inspiracionales.

La iniciativa ha contado además con la implicación de más de 100.000 imaginers a través de los canales digitales.

Tras el resultado de su estancia en el ecolab este verano, eCoDeliver y Kidalos presentarán sus propuestas en una sesión formato Demo Day.

eCoDeliver: transporte de paquetería colaborativo

Patrick Lokkegaard (23 años), Joan Mateu (23 años) y Rubén Andreu (20 años) son los jóvenes precursores de eCoDeliver, un proyecto que consiste en la creación de una comunidad para transportar paquetería, uno de los sectores que más emisiones de CO2 genera por el volumen de desplazamientos, siguiendo un modelo colaborativo y 100% sostenible. A través de una plataforma digital, los usuarios ofrecerían los desplazamientos en sus vehículos privados a otras ciudades para transportar paquetes y así aprovechar el trayecto. De esta manera, el usuario que transporta podría costear su viaje y el usuario que hace el envío aprovecharía el espacio de un vehículo que iba a desplazarse de todos modos, evitando así generar emisiones de CO2 adicionales. El proyecto eCoDeliver contaría además con un servicio complementario para los repartos dentro de una misma ciudad a través de furgonetas eléctricas.

Kidalos: juguetes compartidos

Las hermanas Andrea Enriquez (29 años) y Vanesa Enriquez (29 años) son las dos jóvenes que están detrás de Kidalos, un proyecto que apuesta por fomentar un consumo sostenible de juguetes a través de un modelo de economía circular. Kidalos se concibe como una plataforma de suscripción para alquilar juguetes, jugar con ellos durante un periodo de tiempo y devolverlos para que otros niños puedan disfrutarlos. El objetivo del proyecto es evitar el consumo constante y la acumulación de juguetes, disminuir la huella ecológica que produce la industria y promover el ahorro de tiempo, dinero y espacio, tanto para las familias como para las escuelas. Además, todos los juguetes de Kidalos son educativos, sin género y darán visibilidad a fabricantes locales y artesanales.