La extraña manada de elefantes que lleva un año migrando

No se sabe por qué motivo, 15 elefantes asiáticos llevan 500 kilómetros recorridos hacia el norte de China. Esta manada de elefantes lleva un año migrando, pasando por bosques, pastos e incluso pueblos habitados. Considerándose la migración más larga de paquidermos registrada en el país.

Parte de la manada de elefantes asiáticos que vaga por China atravesando una carretera

Todo comenzó en la Reserva Nacional de Xihuanbanna la primavera del año pasado. Este grupo de elefantes comenzó su viaje al suroeste de la frontera China con Laos, y ya han causado daños valorados en 1,1 millones de dólares. Dándose incluso el caso de un elefante borracho tras ingerir los granos sobrantes de la fermentación.

Los elefantes habitualmente viajan en busca de mejor comida a decenas de kilómetros, por lo que no es algo inusual. De hecho se ha localizado otra manada de la misma reserva a 60 kilómetros de su hábitat usual. Lo extraño del grupo, es que fue divisado en el mes de abril a 400 kilómetros de la reserva natural, en el condado de Yuangjiang. Momento en el que las autoridades se dieron cuenta de que algunos se habían dado la vuelta, sin embargo habían nacido elefantes nuevos.

Aunque se barajan distintas hipótesis sobre su comportamiento, no hay nada claro. Al ser una especie amenazada, en un intento por preservar la especie se ha pasado de menos de 200 a alrededor de 300 elefantes asiáticos según las estadísticas oficiales. Una teoría es que el acercamiento a los humanos y el estar protegidos los haya “envalentonado”, y que en su camino vieran que la comida más allá de la reserva era más atractiva y más fácil de conseguir.

Para intentar contener la marcha de esta manada de elefantes, las autoridades han elaborado planes de emergencia y prevención. Sin embargo, no hay un plan a largo plazo, ni nada que pueda desviar a estos elefantes de su camino.