El origen de las colinas de Chocolate

Las colinas de Chocolate fueron declaradas tercer Monumento Geológico Nacional y propuestas para su inclusión en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Pero, ¿cómo se originaron?

Estas colinas se encuentran en Bohol (Filipinas) y reciben ese nombre debido a que la hierba verde que las cubre, coge un color marrón al secarse entre los meses de diciembre y mayo. Su altura varía de 30 a 120 metros en comparación con las llanuras circundantes. En total, se componen de alrededor de 1.260 colinas, repartidas en más de 50 kilómetros cuadrados.

Una placa hecha de bronce en el mirador del municipio de Carmen asegura que su origen es el siguiente:

 “La forma de tierra única conocida como las Colinas de Chocolate de Bohol se formó hace siglos por la elevación de los depósitos de coral y la acción del agua de lluvia y la erosión. Las colinas cubiertas de hierba alguna vez fueron arrecifes de coral que surgieron del mar en un cambio geológico masivo. El viento y el agua dieron los toques finales durante cientos de miles de años”.