Un matemático resuelve uno de los siete problemas del milenio

La hipótesis de Riemann es uno de los siete problemas del milenio. Se trata de un misterio al que los matemáticos no han conseguido dar respuesta durante más de 160 años.

Todos y cada uno de los siete problemas del milenio son encrucijadas matemáticas cuya resolución sería premiada con un millón de dólares por parte del Clay Mathematics Institute. Únicamente la hipótesis de Poincaré, basada en la topología, había sido resuelta. Hasta ahora.

La hipótesis de Riemann consiste en encontrar una fórmula que consiga predecir cuál es el siguiente número primo en una secuencia. (Los números primos son todos aquellos indivisibles por cualquier otro número que no sea 1 o ellos mismos.)

Michael Atiyah es un prestigioso matemático ya fallecido, que además fue Preside la Sociedad Matemática de Londres, y miembro de la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural, que pronunció una conferencia en el Foro Laureado de Heidelberg con una posible solución este misterio.

La hipótesis detallada se encuentra en el siguiente enlace.

Su hipótesis se inspira en el trabajo de dos especialistas del siglo XX: John Von Neumann y Friedrich Hizebruch. “La gente dice que los matemáticos hacemos nuestros mejores descubrimientos antes de los 40. Estoy tratando de probar que se equivocan; que puedo hacer algo con 90″.

Michael Atiyah basó su solución en la física, en concreto, en la función de Todd. En tan solo media página, Atiyah afirmó que si hubiese un ejemplo que refutase la hipótesis de Riemann, habría por tanto, una contradicción en la función de Todd. Sin embargo, sus cálculos no convencieron a la comunidad matemática. Por lo que nunca ganó es permio ni se le adjudicó dicha demostración.

Atiyah falleció a sus 89 años con varios premios a sus espaldas. La medalla Fields, otorgada por la Unión Matemática Internacional, o la Gran Medalla de la Academia Francesa de Ciencias.

 

| Noticias |