El incremento del ahorro anticipa un crecimiento exponencial del consumo

Se calcula por la prestigiosa agencia Moody’s, que los ahorros adicionales del sistema mundial de los últimos 2 años superan los 5,4 billones de dólares y otorga ese carácter al nivel de ahorro actual comparado con la pauta del gasto de más de 6% del producto global realizado en el primer trimestre de 2019, en la etapa pre-pandemia.

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, advirtió en diciembre del año pasado que el nivel de ahorro de los países avanzados, EE.UU., Unión Europea y Japón, había adquirido niveles récord en términos históricos en ese periodo; y los estimaba en 20%/25% del total. Agregaba que esto ocurrió principalmente en el segundo trimestre de 2020, que fue cuando estalló la pandemia en EE.UU y Europa.

Hay una coincidencia plena de que la restricción del gasto provocado por el pánico y las medidas de cierre de la economía adelantan un ahorro adicional y un fenomenal boom de consumo en el segundo semestre del año en curso.

Esto sucede en paralelo a la plena recuperación de la economía norteamericana provocada por la vacunación masiva de su población, que estaría inmunizada en más de 70% en julio/agosto de este año. Al igual que varios países de la Unión Europea encabezados por España, y que Moody’s estima también que el ahorro adicional o exceso de ahorro de EE.UU. en 2020/2021 ascendería a 12% del PIB, a 9% en Canadá, a 6% en Italia y España, y a una proporción semejante en Alemania, mientras que en el mundo alcanzaría a 6% del producto, y sería el más elevado de los últimos 100 años.

El cálculo de la consultora internacional es que, si los consumidores gastan 1/3 de esos ahorros, la consecuencia sería que el producto mundial se expandiría más de 2 puntos porcentuales entre 2021 y 2022, con un promedio de alza de más de 9% en los últimos 3 meses de 2021.

En el caso de China, un indicador de la potencia del consumo en la segunda economía del mundo, es que Alibaba, principal plataforma de comercio por Internet china recaudó 75.800 millones de dólares en el “Día de los Solteros” del 11 de octubre del año pasado, que debió transformar en una maratón de 7 días ante el reclamo del público y significó un incremento de 26% respecto al año anterior. Ese porcentaje va a aumentar este año, con un auge del PIB de +18.6% anual en los primeros 3 meses de 2021, el mayor nivel desde 1992.

A esto hay que sumarle que las ventas minoristas (de las cuales 60% se realizan por Internet) aumentaron 34,2% en marzo de este año, lo que adelanta un fenomenal boom de consumo en los últimos 6 meses de 2021. Esto sucede cuando ahora la República Popular ha comenzado una campaña de vacunación masiva de su población, y se propone tener inmunizada a más de 40% de ella en julio de este año, para cubrir a 60% al concluir 2021.

El hecho histórico indiscutible es que China logró controlar la pandemia del coronavirus, que estalló en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei en diciembre de 2019, en un plazo de solo 6 semanas, y lo hizo sin recurrir a la vacunación de su población, debido a que estas todavía no existían en ninguna parte del mundo.

Es evidente que este acontecimiento histórico le ha otorgado a la República Popular un tremendo vigor económico, social y político; y es la razón de fondo que la ha colocado en una situación de paridad estratégica con EE.UU., como quedó de relieve en el encuentro de Anchorage, Alaska (18/19 de abril de este año).

Lo notable es que estos logros la República Popular los ha obtenido mientras acentúa la apertura de su economía y su plena integración al capitalismo más avanzado. En el primer trimestre de 2021 recibió un total de 46.560 millones de dólares de inversión extranjera directa (IED), que implica un alza de 39,9% anual en ese periodo.

China este año se apresta a superar el record histórico de 2020 de atracción de IED, cuando consiguió 163.000 millones de dólares, y dejó atrás por primera vez en la historia a EE.UU.

El auge de la IED en la economía china podría superar este año los 200.000 millones o más, atraídos por su excepcional boom de consumo y la apertura prácticamente completa de su estructura económica al capital extranjero, ante todo el norteamericano.

Esto sucede cuando China domina el comercio mundial, con exportaciones que crecen todos los meses un promedio de18,1% mensual desde junio del año pasado, en tanto las importaciones se expanden 6,5% mensuales en ese periodo, lo que implicó un récord de intercambio global de 78.000 millones solo en marzo.

Hay que agregar que todo el intercambio global de China se realiza en dólares estadounidenses, frente a los cuales en renminbi se ha valorizado más de 60% en los últimos 2 años; y además las sanciones comerciales impuestas por Donald Trump contra las exportaciones chinas en julio de 2019 se encuentran plenamente vigentes en el gobierno del presidente Joe Biden, lo que implica una sobre tarifa para los bienes chinos en el mercado norteamericano del 30% sobre el promedio arancelario. La potencia exportadora china y la extraordinaria recuperación de la demanda norteamericana son la causa fundamental del alza récord de la economía mundial.

Todo indica que 2021 se apresta a ser un año que hará historia en el capitalismo globalizado del siglo XXI. Vienen muy buenos tiempos…