El consumo de ansiolíticos se dispara en España

El 2020 ha dejado un nuevo récord en España. Un informe del Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Adicción apunta a que se ha producido un incremento en el consumo de ansiolíticos.

 

¿A qué se debe?

Según dicho informe, “puede explicarse por la necesidad de los usuarios de combatir la ansiedad que sufren en respuesta a la pandemia y al confinamiento“.

Este tipo de medicamentos suelen prescribirse para tratar la ansiedad y el insomnio, pero siempre se aconseja que se tomen durante un tiempo limitado, ya que pueden crear adicción.

Según una investigación, realizada por el Centro de Nacional de Información Biotecnológica (NCBI), el crecimiento del consumo de antidepresivos podría deberse al “incremento en la prevalencia de trastornos mentales comunes, la preferencia de tratamiento con fármacos en lugar de otros tipos de tratamientos, el mayor acceso a los antidepresivos o la baja inversión en innovación terapéutica“.

 

¿Quiénes consumen más ansiolíticos?

Un estudio sobre el consumo, realizado en la región de Lleida entre 2002 y 2015, señala que el perfil más común que recibe tratamiento es el de mujeres con más de 65 años con depresión o ansiedad.