El Banco de España prevé tres escenarios de crecimiento macroeconómico

Durante este semana, el Banco de España ha presentado tres escenarios de crecimiento diferentes a los que se pensaba que habría debido a la pandemia. Prevé ahora un rebote de la actividad económica en 2021 de entre un 3,2% y un 7,5%, un crecimiento más robusto en 2022 y, por último, sitúa el PB en un 5,6% por debajo del nivel de 2019, una cota igual a la contemplada en el escenario de previsiones de CaixaBank Research.

La posición inversora internacional neta (PIIN) en España empeoró en 2020. La PIIN se emplazo en el −84,4% del PIB en el cierre del pasado año, lo que supone un incremento de la ratio deudora de 10 p. p. con respecto al año anterior.

La morosidad en España se mantuvo en niveles contenidos al inicio de 2021. La tasa de morosidad subió muy ligeramente en enero, hasta el 4,54%, ante una reducción del saldo total de crédito respecto a diciembre.

El índice de sentimiento empresarial compuesto (el PMI) de la eurozona aumentó hasta los 52,5 puntos en marzo, desde los 48,8 en febrero. Esta mejora se debió, principalmente, al fuerte avance del componente de manufacturas.

Por su parte, los inversores continuaron debatiéndose entre el optimismo y los temores vinculados al aumento de los contagios y las nuevas restricciones a la movilidad en la eurozona.