Un papel de sándwich fue el motivo de la avería de Alonso

El español se vio obligado a retirarse por un recalentamiento de sus frenos traseros. Avería poco común, cuyo origen desveló uno de los jefes de Alpine horas después de la prueba. Fue un envoltorio de sándwich, que se coló en la tobera de aireación del freno trasero, el que provocó un problema de seguridad grave originando el sobrecalentamiento del sistema y dejando a Alonso vendido en las frenadas, con el consiguiente peligro para la integridad del coche y el piloto.

«Después de la segunda parada, un envoltorio de un sándwich quedó atascado en los conductos de frenos traseros, provocando altas temperaturas y dañando el sistema de frenado, decidiendo retirarnos por motivos de seguridad», informó Marcin Budkowski, portavoz de la escudería en esta primera carrera.

Alonso, por su parte, prefirió quedarse con lo bueno. “Ha sido una carrera a contrapié pero emocionante, para mí ha sido un buen día igualmente: por el himno, por la vuelta de formación, por estar otra vez en la parrilla… Fueron momentos chulos. No pudimos acabar, pero ya pensamos en Imola”