¿Tienes “deuda de sueño”?

Numerosos estudios han reflejado que el insomnio se ha generalizado más entre la población a causa de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19. A pesar de ellos, la Sociedad Española de Neurología (SEN) considera que aún es pronto para cuantificar el verdadero alcance que está teniendo en el desarrollo de los trastornos del sueño.

Pero, ¿qué pasa con esas horas que no dormimos? ¿Se pueden recuperar o se acumulan?

Se denomina “deuda de sueño” a la diferencia entre las horas que pasamos durmiendo y las que deberíamos dormir para estar sanos. Todos esos minutos y horas que le arrancamos al sueño acaban acumulándose y afectando a la visión y memoria, además de facilitar la obesidad, entre otras enfermedades crónicas.

No todos necesitamos las mismas horas de sueño. Hay muchas personas que solo necesitan dormir seis horas para rendir al 100%, mientras que otros no son capaces de hacerlo si no han dormido diez horas. ¿En qué grupo te encuentras tú?

 

¿Qué se puede hacer para solucionar la falta de sueño?

Lo primero y más importante es mantener a raya el estrés y la ansiedad. Si cuidamos nuestro cuerpo, cuidamos nuestra salud emocional.