Google reformula su apuesta con Stadia

Google ha dado un golpe de timón a su estrategia con Google Stadia, desde ahora se dedicará exclusivamente a añadir títulos de otras compañías y dejará de lado el desarrollo de videojuegos propios.

La empresa californiana ha decidido cerrar sus dos estudios propios de desarrollo (ubicados en Los Ángeles y Montreal) para apostar decididamente por estudios y editoras externas en favor de un “negocio sostenible” tal y como informa el recoge el medio Kotaku.

Además indica que Jade Raymond, una de las responsables de los inicios de la saga Assassin’s Creed y ahora nombre clave en la estrategia de Stadia, ha abandonado la compañía, en un nuevo movimiento que afecta a unos 150 desarrolladores y creativos.

Así, la estrategia de crear juegos propios a través de sus propios estudios se deja de lado en Stadia, apenas dos años después de empezar y que, según afirma Phil Harrison, no ha terminado de funcionar, todo ello para que Stadia logre afianzarse en el mercado y se convierta en una plataforma de negocio sostenible en el tiempo.

Aun así, Stadia seguirá funcionando como hasta ahora, con su catálogo y servicios junto con su suscripción premium Stadia Pro, por lo que lo más importante para los usuarios que han confiado en el servicio es que sigue adelante, y parece que lo hará con un menor peso económico sobre sus espaldas.

El tiempo dirá si el cambio de rumbo ha sido o no acertado.