El Barça, en situación crítica

La situación económica del Barcelona es crítica. En cifras, el Barcelona debe un total de 1.173 millones de euros, de los cuales debe pagar 730 a corto plazo. De esos 730 millones, 266 millones deben ser abonados antes del mes de junio de este año. Es decir, mientras el Barcelona pierde dinero cada día que pasa, es un día menos para abonar esos 266 millones.

El Barcelona se gasta en salarios un 74% de lo que ingresa. Pero la mayor parte de la deuda que tienen es a causa de los fichajes. Fichajes recientes y fichajes no tan recientes, como es el ejemplo de Arthur Melo, jugador fichado en el verano de 2018 por el cual el FC Barcelona aún debe pagar casi 8 millones al Gremio. Y así, con otros tantos más, como Junior Firpo, fichado en 2019 y por el que aún se deben abonar 9 millones al Betis.

Lo más llamativo de la lista de deudas con otros clubes, es que la mayoría de los jugadores que aparecen en esa lista ya no son parte del plantel del FC Barcelona. Por lo tanto, el club blaugrana aún debe pagar fichajes de jugadores que ahora mismo rinden en otros equipos.