Vuelven las esquinas redondeadas a Windows

Microsoft ha ido retocando la interfaz de Windows 10 desde su lanzamiento, aunque la base se ha ido manteniendo relativamente estable.

Poco a poco se han ido incorporando modificaciones basadas en Fluent Design, incluyendo transparencias y homogeneizaciones de distintas partes del sistema, pero ahora todo eso podría cambiar completamente.

Así lo ha desvelado Windows Central, que afirma que Microsoft está trabajando en una gran renovación de la interfaz de Windows 10 cuyo nombre en clave es Sun Valley. Esos cambios afectarían a todas las partes con las que interactúan los usuarios, incluyendo el Menú de inicio, el Centro de actividades, e incluso, por fin, el Explorador de archivos.

Los han hecho públicos a través de Github, donde muestran una nueva estética, en este caso la de los menús desplegables:

Esquinas

 

Menu Desplegable

 

Llegaría con Windows 10 21H2

Esta nueva interfaz está todavía en pleno desarrollo, por lo que podría presentar aun muchas modificaciones, e incluso cancelaciones, por lo que todavía no queda clara la fecha de salida. En este momento está proyectada para la segunda mitad del año, concretamente para ir junto a la actualización 21H2 ,

La transición hará que Windows 10 siga siendo igual de familiar e intuitivo que ahora, a diferencia de lo que ocurrió con la transición de Windows 7 a Windows 8. Los usuarios también podrán elegir mantener la interfaz antigua para algunos elementos del sistema para ir facilitando el cambio y no obligando a los usuarios a que dejen atrás las versiones más recientes del sistema operativo, lo cual puede acabar poniendo en peligro su seguridad.