El primer trasplante de córnea artificial

El primer trasplante de córnea artificial ha tenido lugar en el Hospital Beilinson (Israel). Gracias a él, un paciente de 78 años, que había perdido la visión debido a una deformación en la córnea, puede ver de nuevo.

El implante, denominado ‘CorNeat KPro’ y desarrollado por la startup israelí CorNeat, es capaz de reemplazar una córnea que se haya deformado o vuelto opaca. Está diseñado con un nano-tejido sintético que se integra directamente al globo ocular, sin depender del tejido del donante. Lo novedoso de CorNeat es que necesita una cantidad mínima de incisiones y puntos de sutura.

 

 

El resultado final superó todas las expectativas

El procedimiento quirúrgico fue sencillo y el resultado superó todas nuestras expectativas. El momento en el que quitamos los vendajes fue emotivo y significativo. En estos momentos, estamos cumpliendo con nuestra vocación como médicos, estando a la vanguardia de este proyecto emocionante y significativo que, sin duda, tendrá impacto en millones de vidas“, aseguraba Irit Bahar, jefe del departamento de Oftalmología del Hospital Beilinson y encargado de la operación.