España se congela

Se han cumplido todos los pronósticos: España se encuentra inmersa en una ola de frío intensa, que no se vivía al menos desde 2001.

Según los datos provisionales que ofrece Aemet, la temperatura más baja se medía en la localidad de Bello (Teruel), donde los termómetros han caído a -25,4 ºC, seguida de Molina de Aragón (Guadalajara), con -25,2 ºC, y de Santa Eulalia del Campo (Teruel), con -23 ºC.

Las heladas se mantendrán hasta el viernes en toda la Península, exceptuando las zonas costeras y el valle del Ebro, donde no bajarán de los 0ºC. De cara al fin de semana, los termómetros volverán a marcar temperaturas normales de invierno, aunque el ambiente todavía será más frío de lo habitual.

 

¿Por qué han descendido tanto las temperaturas?

El paso de la borrasca Filomena y su sustitución por un anticiclón han creado las condiciones adecuadas para un descenso en picado de las temperaturas. Que las noches sean largas, que el cielo esté despejado durante el día y la falta de viento, provoca que el suelo se enfríe mucho.

Un enfriamiento que se hace más acusado ya que la nieve durante el día no absorbe el calor del sol si no que lo refleja.