¿Qué hacer si un familiar muere por negligencia?

Se define muerte por negligencia cuando una persona fallece por descuido de otra persona, empresa o fabricante; se diferencia del homicidio culposo porque es un caso civil y los familiares de la víctima demandan para obtener una indemnización. Aunque, un caso de muerte por negligencia también genera un caso penal.

La muerte inesperada de un familiar trae dolor, sufrimiento, confusión y angustia no solo por la pérdida de la víctima; sino por los gastos hospitalarios y funerarios. Además, los familiares deberán enfrentarse a un proceso legal para obtener una indemnización y la justicia por su familiar fallecido.

Ante esta situación lo más recomendable es buscar la asesoría de un abogados de accidentes muy experimentados en este tipo de casos. Él le indicará los pasos a seguir para preparar la demanda civil y penal; con el objetivo de obtener la indemnización por los daños que sufrieron y la justicia por la muerte de su familiar.

¿Qué cubre la indemnización en una muerte por negligencia?

La indemnización tramitada en un caso de muerte por negligencia puede ser solicitada por: El cónyuge, hijos biológicos o adoptivos y padres. El monto de indemnización deberá cubrir las pérdidas económicas de la familia. Entre estas pérdidas están:

  •         Ingresos futuros;
  •         Gastos hospitalarios;
  •         Gastos funerarios;

¿Cuáles son los casos de muerte catalogados como negligencia?

Generalmente los accidentes de tránsito son causados por la negligencia de un tercero; y si durante este acontecimiento muere una de las personas involucradas se considera muerte por negligencia. Sin embargo, la policía debe analizar las circunstancias que condujeron a que se produjera el hecho para establecer el culpable.

En estos accidentes la víctima puede fallecer en el sitio o tiempo después; en ambos casos la recolección de pruebas y testigos debe hacerse de forma inmediata para poder reunir la mayor cantidad de evidencias que permita tener un caso sólido.

Accidente en moto

Este tipo de accidentes suele dejar una gran cantidad de lesiones en el motorizado y muchos mueren en el sitio; debido a la poca protección que poseen en estos vehículos. Como en el caso de los accidentes en vehículos se debe recabar la mayor cantidad de pruebas en el lugar del siniestro.

Tropezar o resbalar y caer

Este tipo de eventos suelen suceder en centros comerciales, hoteles, clubes o cualquier local y son casos muy complejos. Para poder probar la existencia de negligencia se requiere una exhaustiva investigación que determine que había una condición insegura en el local; que el dueño estaba al tanto de ella y no tomó las precauciones para evitar que sucediera el accidente.

Es muy importante realizar la investigación y recabar las pruebas en el momento que sucedió el accidente para preservar la evidencia. Ya que, la escena puede ser alterada por el dueño del lugar para evitar la demanda civil y penal por el suceso.

Falla de un producto o repuesto

Esta es una de las circunstancias que pueden generar una muerte más difícil de probar. Sin embargo, si sospecha que un familiar murió por la falla de un producto o repuesto es muy importante que conserve el producto o repuesto para evitar que lo destruyan o alteren. Inmediatamente, después llévelo para ser evaluado por una persona especializada y que determine si este objeto fue la causa que generó la muerte de la víctima.

Negligencia médica o mala práctica

En los Estado Unidos se ha determinado que las negligencias médicas son la tercera causa de muerte en este país. Un mal diagnóstico o una receta inadecuada puede desencadenarla muerte de un paciente. Por lo anterior, si considera que un familiar falleció por esta causa busque la asesoría de un abogado y solicite una autopsia para corroborar la causa del fallecimiento; si se determina que la muerte fue por mala praxis médica tiene derecho a demandar y solicitar una indemnización.

Para finalizar, es importante señalar que las muertes por negligencia son casos muy complicados; requieren una investigación muy detallada; recabar pruebas y buscar testigos. Por esto, debe buscar la asesoría de un abogado experimentado; porque cualquier falla en la presentación de los documentos y evidencias podría causar que el caso sea desestimado y pierda la indemnización.