El Congreso aprueba la ley que regula la eutanasia

El Congreso de los Diputados ha aprobado la primera ley que regulará en España la eutanasia, con 198 votos a favor, 138 en contra y dos abstenciones.

A ella podrán acogerse las personas que se encuentren en un contexto de “padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable“. Además, el solicitante deberá tener nacionalidad española o residencia legal o certificado de empadronamiento que acredite un tiempo de permanencia en territorio español superior a un año; tener mayoría de edad y “ser capaz y consciente en el momento de la solicitud“.

Si el solicitante está consciente deberá solicitar la eutanasia dos veces por escrito (o por otro medio, en el caso de no poder escribir) en dos documentos, con una separación entre ambos de 15 días.

En el texto también se recoge que los profesionales sanitarios directamente implicados en esta prestación “podrán ejercer su derecho a la objeción de conciencia“, un reparo que “deberá manifestarse anticipadamente y por escrito”.

 

Sexto país del mundo en reconocer la eutanasia

España se convierte, de este modo, en el sexto país del mundo que reconoce el derecho a una muerte digna, tras Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Nueva Zelanda.