Japón condena a pena de muerte al “asesino de Twitter”

El conocido como “asesino de Twitter” ha sido condenado a pena de muerte por un tribunal de Japón.

Takahiro Shiraishi, de 30 años, es el responsable del asesinato, desmembramiento y ocultación de nueve cadáveres en su domicilio, al sur de Tokio. Los cuerpos fueron descubiertos en octubre de 2017, mientras la policía investigaba la desaparición de uno de ellos.

Las víctimas eran  ocho mujeres y un varón de entre 15 y 26 años. Shiraishi contactó con las mujeres a través de Twitter y las atrajo a su domicilio con ofertas para ayudarlas a morir. El varón era la pareja de una de las mujeres, quien se puso en contacto con él tras la desaparición de su novia.

A pesar de que Shiraishi reconoció su implicación en las muertes, sus abogados pedían una condena por delitos menores, ya que alegaban que el acusado obtuvo consentimiento por parte de las víctimas a través de varios mensajes enviados por la red social.

Finalmente, el juez dictaminó que ninguna de las víctimas había dado su consentimiento y que Shiraishi está capacitado mentalmente para asumir su responsabilidad, tal y como avalan los resultados de las pruebas psiquiátricas que se le hicieron antes del juicio.