La Policía polaca disuelve con gases lacrimógenos la protesta por la reciente reforma de la ley del aborto

INFORMA: EUROPA PRESS

 

La Policía de Polonia ha disuelto este jueves por la noche una protesta de al menos mil personas por la última reforma aprobada por el Constitucional de la ley del aborto que contempla la ilegalización de la interrupción del embarazo en el supuesto también de malformación grave del feto.

La movilización ha tenido lugar durante la media noche frente a la sede del partido de extremaderecha Ley y Justicia (PiS), que presentó la demanda, después de que los manifestantes hubieran estado desde las 19:00 protestando a la puertas del Tribunal Constitucional.

Apenas ha durado dos horas, relata el diario polaco ‘Gazeta Wyborcza’, que informa también de la detención de dos personas, después de que la Policía haya intervenido lanzando gases lacrimógenos. Se prevé que este viernes se vuelvan a reunir los manifestantes.

Además de en Varsovia, la capital, se han producido protestas y movilizaciones en otras ciudades del país, como en Katowice, en el sur de Polonia, o Lodz, en la zona central.

El Tribunal Constitucional de Polonia ha dictaminado este jueves que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, es contrario a la Constitución, según ha trasladado la presidenta de la corte, Julia Przylebska, tras la sesión.

El veredicto, que constituye un paso más hacia la prohibición casi total del aborto en Polonia, se ha decidido por mayoría, aunque los jueces Piotr Pszczolkowski y Leon Kieres han emitido sendos votos particulares, tal y como ha informado ‘Dziennik Gazeta Prawna’.

Un grupo de 119 diputados, encabezados por el partido gobernante Ley y Justicia (PiS), presentaron la demanda ante el Tribunal Constitucional en 2019, entendiendo que la legislación actual legaliza de facto la eugenesia.

La redacción vigente de la ley permite interrumpir un embarazo en caso de que exista una probabilidad muy alta, que no ocurrencia, de una discapacidad o enfermedad grave del feto.

La situación actual de la legislación sobre el aborto, conocida como “compromiso sobre el aborto”, se estableció en 1993. Desde entonces, ni los partidarios de liberalizar la ley ni los defensores de restringir aún más el acceso habían tenido éxito en sus esfuerzos.

En 2019, el aborto por malformación del feto supuso el 97 por ciento de los 1.110 abortos que se practicaron en hospitales polacos. El síndrome de Down fue la justificación de más del 40 por ciento de los abortos legales practicados en el país el año pasado.

Actualmente, el aborto también es legal en el país si el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de la madre, así como cuando es resultado de violación o incesto.